Loncheras saludables para tus hijos

Licenciada en nutrición Wendy Cañenguez de Cabrera

¡De regreso a clases!¡Pero, ¡las loncheras!!! Esa podría haber sido tu reacción al pensar en que ya pasaron las vacaciones y nuevamente tienes que preparar loncheras. No te preocupes, antes de empezar a darte ideas de qué preparar, lee esta información que te ayudará a planificar loncheras más nutritivas.

La merienda constituye uno, dos o inclusive tres tiempos de comida importantes para lograr llenar los requerimientos alimenticios de las personas.  Algunos niños solamente tienen una merienda al día pero la gran mayoría tiene 2. Se recomienda que las personas diabéticas tengan 3 meriendas o refacciones al día para así completar 6 tiempos de comida al día. Así que, madres, listas para preparar esas loncheras lo más nutritivamente posible y fácilmente.

El mencionar la palabra “lonchera”, “merienda” o “refacción” constituye un dolor de cabeza para las madres ya que el pensar en qué mandar en la lonchera a sus hijos es a veces muy difícil. En ocasiones con el afán de mandar lo que le gusta a nuestros hijos se nos olvida que una lonchera debe ser atractiva, pero también nutritiva. El hacerlo, ayuda a los niños a llenar sus requerimientos nutricionales para mantenerse sanos y tener un mejor aprendizaje.

La lonchera tiene que cumplir con tres requisitos mínimos para que realmente sea nutritiva.

  1. Constituir del 10 al 15% de los requerimientos de las personas. Es decir que si mis requerimientos diarios son de 1500 calorías, mi lonchera debería cubrir únicamente de 150 a 300 calorías y no excederme de esto. Si no se realiza de esta forma tenemos problemas de inapetencia en los otros tiempos de comida, obesidad por el alto consumo de alimentos en este tiempo de comida y cansancio por comidas muy pesadas que perjudican el aprendizaje.
  2. Debe incluir frutas o verduras, un carbohidrato y una proteína como mínimo. También se puede incluir algún lácteo. Las loncheras propician el consumo de por lo menos 5 frutas y verduras al día.
  3. El agua pura debe ser la bebida de preferencia para la refacción.

Lo más importante de todo esto es que tu hijo le agrade el alimento que les estas enviando y se lo coma. Para que esto suceda necesitamos que:

  1. Planifiquen juntos
  2. Le guste los alimentos que estas enviando (que no sea un alimento nuevo)
  3. Sea práctico
  4. el niño(a) esté involucrado en la planificación, compra y preparación de su lonchera.

 

Sigue estas recomendaciones y verás cómo se facilita tu vida al preparar loncheras nutritivas que tus hijos y todos los demás niños querrán comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *