¿El café, té o infusiones para los niños?

¿Es sano darles café  o té a sus hijos?

El café es una bebida ampliamente conocida y disfrutada por muchas personas, sin embargo, no es recomendada para niños. El café es una bebida estimulante, irritante y llena de sustancias que no traen ningún beneficio a un niño. En este artículo mencionaremos algunas de las razones por las que los niños NO deben tomar café o té.

El café se considera un estimulante, ya que altera el sistema nervioso, esto debido a su contenido de cafeína. La cafeína puede interferir con el sueño normal de los niños, su concentración, la salud de sus huesos y dientes, y hasta podría aumentar la presión arterial, de acuerdo a expertos. También se le considera adictiva  y puede crear una dependencia en niños y adultos; y la necesidad de la cafeína aumenta cuando el cuerpo se adapta a sus efectos.

Además, el café posee sustancias, los taninos, que interfieren con la absorción del hierro, folatos, vitamina B12 y B6 y por ende inhiben el crecimiento en los niños. El hierro es un mineral muy importante que participa en la oxigenación de la sangre al formar parte de la hemoglobina. Es vital para el desarrollo, crecimiento y aprendizaje de los niños. Adicionado a esto, el café  también interfiere con el crecimiento normal de los niños.

Es bien conocido que por ser un irritante tampoco favorece ni la digestión, ni la expulsión en la orina. Siendo el causante muchas veces de problemas digestivos o infecciones urinarias.

Si bien el café es una bebida ampliamente conocida por su sabor y deleite en los adultos, en los niños constituye un problema. Se recomienda, por lo tanto, el NO consumo de café en los niños.

Por otro lado, a veces decimos bueno entonces tomemos té en lugar de café. Empecemos primero con definir que te es el viene de la planta, Camellia sinensis, o te negro. El té es más dañino para los niños que el café, ya que contiene más cafeína y más inhibidores.

¿Y si lo combino con leche? Pues entonces arruina el efecto beneficioso de la leche. Ya no se absorben ni las vitaminas, ni los minerales de la leche.

Aparte son las infusiones que vienen de diversas plantas  como la manzanilla, pericón, valeriana y muchas más. Las infusiones son a base de hierbas que si se recomiendan para diversas enfermedades y no contienen cafeína o taninos. Todas tienen la característica de ser relajantes pero tienen aparte varios usos como por ejemplo:

  • Infusión de la manzanilla se recomienda para trastornos digestivos tales como dolor de estómago, indigestión, digestiones difíciles de tipo crónico(dispepsia), cólicos, flatulencia, diarreas para aplicar como compresas calientes en caso de cólicos y baños de asiento en caso de hemorroides así como para inflamaciones en general.
  • Infusión de pericón sirve para varios propósitos también como para la depresión, ansiedad, nerviosismo, malestares premenstruales, menopausia, afecciones de la piel tales como dermatitis, heridas pequeñas, úlceras e infecciones virales de ella, en forma de lavados y compresas.
  • Infusión de Valeriana que sirve para trastornos nerviosos tales como ansiedad, insomnio, nerviosismo y dolor de cabeza. Trastornos digestivos como colon irritable, cólicos intestinales. Asma y trastornos de la menopausia.
  • Infusión de Tilo útil para estados gripales con fiebre, tos, y malestar general. Ansiedad, nerviosismo, insomnio, retención de líquido (edema)

Recuerde que el tamaño del estómago de los niños no es tan grande y es preferible entonces que lo llene de alimentos que favorezcan su crecimiento y desarrollo (contenga todos los nutrientes) y no que lo inhiban. El café y el té son bebidas que podrían tomar los adultos, sin embargo es totalmente inadecuado dárselo a sus hijos y las infusiones que se recomiendan cuando hay alguna enfermedad. Lo importante es que ninguna es una fuente importante de ningún nutriente que favorezca el crecimiento y desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *